lunes, 30 de agosto de 2010

‘Modern Family’ y ‘Mad Men’ triunfan en los Emmy 2010

Foto: www.knoxroad.com
La 62ª edición de los premios Emmy ha encumbrado a Modern Family yMad Men como las dos mejores series de la pasada temporada televisiva. Modern Family se ha impuesto como mejor comedia a 30 Rock, ganadora de las tres últimas ediciones, y Glee. Por su parte, Mad Men ha repetido triunfo en la categoría de mejor serie dramática por tercer año consecutivo. Los grandes perdedores de la noche han sidoLost y 30 Rock, que se han marchado de vacío de la ceremonia, mientras que Dexter no ha visto recompensada su gran temporada con ninguno de los premios principales.


Comedia
La gala se presentaba marcada por el duelo entre Modern Family y Glee, con 30 Rock como testigo de excepción. La gran ganadora del duelo ha resultado Modern Family, que ha copado los premios a la mejor comedia y al mejor actor secundario, para Eric Stonestreet, que ha logrado imponerse a Neil Patrick Harris, de Cómo conocí a vuestra madre, y a su compañero de reparto Ty Burrell, una de las sensaciones de la temporada.

Glee ha conseguido otros dos Emmy; al premio como mejor director de Ryan Murphy se ha unido el de Jane Lynch, que se ha impuesto a Sofía Vergara y Julie Bowen (Modern Family) en la categoría de mejor actriz secundaria.

Los galardones a los mejores protagonistas de comedia han recaído en Jim Parsons, principal sustento de The big bang theory, y Edie Falco, antigua mujer de Tony Soprano, que ahora ha conseguido su cuarto Emmy por su interpretación en Nurse Jackie.

De esta manera, 30 Rock no ha podido repetir el éxito de las pasadas ediciones, en las que consiguió tres Emmy consecutivos como mejor serie de comedia, y cuyo protagonista, Alec Baldwin, había sido nombrado durante los últimos dos años como mejor actor.

Drama
Mad Men ha vuelto a confirmar algo que viene repitiéndose en los últimos tres años: su valoración colectiva es extraordinaria, pero a nivel individual sus intérpretes no logran conseguir el reconocimiento esperado. A John Hamm, el enigmático Donald Dreiper, se le ha vuelto a escapar el Emmy, que ha recaído, por segundo año consecutivo, en Bryan Cranston, el profesor metido a narcotraficante de Breaking Bad, y que muchos recordarán por ser el padre de Malcolm in the middle. Además, la sorprendente victoria de Aaron Paul como mejor actor secundario ha propiciado un inesperado doblete de los intérpretes masculinos de Breaking Bad. Terry O´Quinn y Michael Emerson, dos de las piezas básicas de Lost se han quedado con la miel en los labios, no pudiendo conseguir uno de los premios que más favorables parecían para la última temporada de la popular serie de ABC.

En categoría femenina los galardones han recaído en Kyra Sedgwick, protagonista de The closer, y Archie Panjabi, de The good wife, que se ha impuesto sobre Christina Hendricks, la esbelta jefa de secretarias de Mad Men, que muchos daban como favorita.

El reparto de premios no ha dejado a todos igual de contentos y Julie Benz, una de las actrices de Dexter, ha publicado en su twitter un demoledor “We were robbed!!” (Nos han robado), ante el nulo reconocimiento a la gran cuarta temporada de la producción del asesino en serie.

Miniserie
Por último, The Pacific se ha impuesto como mejor miniserie, aunque se le han escapado casi todos los demás premios de este apartado.

Compartir

1 comentario:

  1. Me quedo perpleja ante semejante artículo que describe todas las bondades de una de las mejores series de todos los tiempos. El encanto de Mad Men es que muestra varias facetas de sus personajes, los cuales proyectan una imagen pero son tan vulnerables como cualquier otra persona. Es asombroso saber que años atarás los paradigmas de la sociedad eran tan diferentes y lo que hoy juzgamos, hacía parte de la normalidad. me quito el sombrero antes todo el equipo de producción de esta maravillosa serie...mi favorita!!!

    ResponderEliminar